lunes, 8 de abril de 2013

2. Segunda semana

En la apariencia del mundo sensorial
el poder del pensar pierde su propia esencia;
los mundos del Espíritu encuentran
de nuevo al vástago humano,
quien en ellos su germen ha de hallar,
pero el fruto de su alma
debe hallarlo en sí mismo.