lunes, 12 de agosto de 2013

20. Vigésima semana

Así siento la realidad de mi existencia,
que, alejada de la existencia del mundo,
en sí, tendría que extinguirse a sí misma,
y, edificando sólo sobre su propio fundamento
tendría que darse muerte a sí misma.